viernes, 28 de diciembre de 2007

Cerremos la página... y miremos hacia el futuro


A finales de año a la sociedad le baja la famosa locura de hacer una especie de retrospección… flashback… llámenle como quieran. Yo también me adhiero a este “proceso colectivo” y haré mi propia evalución anual porque creo que es necesario indagar tanto en mi pasado como en el futuro que se avecina… Esta vez no les relatare una historia, ni los deleitare con un poema, en esta ocasión me centrare en mi vida personal a lo largo del año 2007, y mis proyecciones hacia el 2008.
Es increíble como ha pasado el tiempo. Pensar que solo ayer estaba iniciando mi año escolar y ahora se acerca el término de una etapa, el fin de una página y el inicio de otra (cargada de proyectos, metas, ilusiones, responsabilidades). He pasado por un proceso no muy significativo este año, pero siempre con alguna meta que cumplir o algún ideal que realizar, ¿se cumplieron?... creo que sí; me siento satisfecho con lo realizado, pero como siempre lo he dicho: “yo puedo rendir más, soy capaz de más”. El problema consiste en proyectarme en el futuro porque el próximo año se viene mucho más compromisorio, con hartas metas que cumplir. El solo hecho de proyectarme hace que se me pongan la piel de gallina. Creo que para muchos no es una novedad lo que me tiene preocupado, es un hecho, y no me pasa solo a mi, sino a varios jóvenes que se sienten presionados, asfixiados, sofocados, sin energías; es la famosa arma letal llamada PSU! Si, esa prueba que para muchos es un simple dolor de cabeza pues para mí también lo es. De partida define mi futuro, y mis aspiraciones laborales son grandes, magnánimas,… no aspiro a ser un fracasado en esta sociedad, de hecho nadie aspira a ello. Pero algunas veces hay que equiparar realidad con la aspiración, y ahí caemos en la inseguridad (y ese es mi caso particular). Es bonito pensar en una famosa universidad donde desarrolles tus capacidades, proyectos y ambiciones… pero eso no se logra de la nada, debe haber un trabajo sistemático y sacrificado para alcanzar semejante ideal. No basta con sentirse orgulloso con tus resultados académicos, aunque sean increíbles en comparación con el curso, si ni siquiera superan al último puntaje que ingreso a la universidad que aspiras. Colegio, Preuniversitario, estudio organizado y sistemático, presión, estrés (“quizás”)… esos son los ingredientes que el próximo año me acompañaran desde el primer día, y serán un gran apoyo moral hasta llegar al “día D” donde me enfrentare ante la prueba malvada, aunque suene irónico, pero es verdad. Esa será la gran meta del próximo año y tendré que hacer meritos para lograr mis objetivos, pero los haré, obvio que lo haré. Siempre me he caracterizado por cumplir aquello que me propongo, por luchar hasta las últimas consecuencias por aquello que me fortalecerá y me hará sentirme realizado. También he sabido de derrotas, pero siempre levanto cabezas e intento seguir con el mismo rostro que oculta la oscuridad que me ha dañado, pero soy más fuerte, cada día más sólido. Tengo claro que dentro de los intentos también existe el sabor amargo y crudo de la derrota, aquella que nos golpea y escupe en nuestra misma cara. Espero que ese no sea mi destino porque es cruel y envenena Pero en fin, las cartas están puestas sobre la mesa respecto a la gran meta que debo enfrentar; el resultado depende solo de mi esfuerzo.
También me agrado el hecho de crear este blog, “Sacrificio Inmortal”, donde pudiera exponer aquellos escritos que me acompañan en los momentos reflexivos de mi vida. Se que muchas personas se cautelan con mis escritos y eso es lo que más me agrada ya que me da ánimos para seguir escribiendo y exponiendo mis pensamientos, como siempre lo he hecho. Espero seguir por mucho tiempo más con esta herramienta que me permite cambiar el switch de muchos otros medios tecnológicos, sin el único fin de contar anécdotas personales, no quiero decir que aquello sea malo, pero creo que la sociedad se recrea con medios que promueven la conciencia y el pensamiento colectivo. Este es un medio que me permitió desarrollar dicho talento para romper la burbuja en la cual se encuentran inmersas muchas personas. Aprovecho la ocasión para desearles felices fiestas a todos mis lectores que vagabundean por el mundo inmortal.

My sacrifice inmortal

2 comentarios:

Jorge Rojas® dijo...

Creo que todo lo que mencionas es cierto, tambien el hecho pensar e nnuestro futuro, osea en 9 mese mas. asi de simple no mas. y solo queda trar pa delante, mirar hacia un futuro no ¡mui lejano en donde se empieza a recien a "vivir".

Suerte loco y sigue escribiendo no mas, FELIZ AÑO Y QUE STES BIEN TREMENDOM TEXTO

El CaciQue dijo...

Es una gran verdad lo escrito por ti, pero no hay porque sentir nervios, tu mismo lo mencionas, lo que propones lo cumples, pues mira eso de la PSU como algo a cumplir, yo se que lo lograras.

Prospero año 2008, lleno de Planes realizados, no solamente planes, si no la realización de ellos.